aguarde som/imagens
Frutos del Éxito
Autora : Silvia Schmidt



" ¿Qué estás haciendo? ",
preguntó un Maestro al discípulo visiblemente cansado.

- Estoy terminando de embotellar el fertilizante que creé
para hacer que crezcan fuertes y vigorosos los Árboles del Éxito.
Aquél que coma sus frutos será, con certeza, alguien muy exitoso.

" Es bueno saber que estuviste empeñado en un
servicio para el bien del prójimo" ,
dijo el Maestro.

Sonriendo lleno de satisfacción, el discípulo salió dirigiéndose
a verdes campos para cumplir la tarea que se había atribuido.

Pasado un buen tiempo, nuevamente ambos se encontraron y,
esta vez, el discípulo mostraba señales de una gran desilusión.

" ¿Porqué estás tan cabizbajo, hijo? "

- Mire, Maestro ... fueron tantos los que comieron los
frutos de los Árboles del Éxito y hasta hoy no tuve
noticia de que alguno lo alcanzara.

" ¿Cómo lo hiciste todo? " , preguntó el Maestro.

- Bien ... junté Semillas de Deseo de Vencer con Semillas
de Disposición para el Trabajo, de Amor a la Prosperidad,
de Fe en Dios y de Suficiente Tiempo para Orar.
Después las mezclé todas en un fuerte té,
hecho con Hojas verdes de Esperanza y salí regando
las tierras de los Árboles del Éxito.
Todos crecieron fuertes y con bellos frutos, pero aquellos
que los comieron no obtuvieron el resultado que era de esperarse:
el éxito no aconteció .

El Maestro escuchó atentamente la narración y dijo al final:
" No te desanimes, hijo.
Comienza todo otra vez pues ahora será más fácil:
únicamente tendrás que regar de nuevo las tierras.
Pero no te olvides de poner en el fertilizante
la ÚNICA semilla que faltó "

" ¿Y cuál es esa, Maestro? " ,
preguntó el discípulo, muy intrigado.

El Maestro respondió :
" Hijo, te olvidaste de la Semilla de la
Confianza de los Hombres en Sí Mismos "



Silvia Schmidt
*Humancat*
En el libro "Sorte é Prá Quem Quer"
- Derechos de Autor Reservados -
© 2000 ©


Edición musical : Udo Erwin Franz

Traduzida por Eduardo e Irany Lecea
 
CIMB-Consultoria Internacional México-Brasil 
 Traducciones profesionales de calidad 

iranyeduardo@axtel.net


No creas en el dios que el mundo creó :
cree en el Dios que creó el mundo
- y encuentra el éxito -

- Silvia Schmidt -



Original en Portugués

BRASIL





por amor
Siempre que copie, copie con Amor :
mantenga el nombre del Autor
.


La Violación de los Derechos de Autor es un Crimen